Y es más espeluznante que el terrorífico busto de Cristiano Ronaldo.

Michael Essien es uno de los mejores jugadores que nos ha regalado el continente africano. Por eso, es natural que alguien -muy aventurado- haya decidido montar en Kumasi, capital de Ashanti, en Ghana, de donde es proveniente el jugador, una estatua a manera de homenaje.

La figura de Essien parece desfigurada.  El periodista George Addo, a través de su cuenta de Twitter,  pidió una explicación a los creadores:

Si no fuera por la playera del Chelsea con la que vistieron la escultura y el lugar en donde eligieron plantarla, sería imposible adivinar de quién se trata.

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios