Pudo haber sido un héroe.

La relación entre Neymar y Edison Cavani parece no mejorar. El Paris Saint Germain despedazó -porque no hay un mejor verbo para describir lo ocurrido- al Dijon con un histórico marcador de 8-0.  Neymar anotó la mitad de los goles. Di María colaboró con 2, Mbappé con uno y Cavani otro. Era para celebrarlo, pero terminó en abucheos.

Neymar salió entre rechiflas del Parque de los Príncipes. El gol que convertiría al uruguayo Edison Cavani en el máximo anotador en la historia del PSG, que lo pondría por encima de Zlatan Ibrahimovic, le fue arrebatado por el brasileño.

Al minuto 82, Cavani recibió una falta en el área que fue marcado como penal. Neymar, con su hat-trick, no permitió que el uruguayo cobrara la falta.

En el estadio todos gritaban el nombre de "¡Cavani, Cavani, Cavani!":


Las rechiflas se trasladaron a redes sociales:



¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios