Pero son muy malos.

Paralelo a las actividades de Comité Olímpico Internacional, en Corea del Sur se llevan a cabo las primeras olimpiadas con robots. Así es, una competencia en la que participan autómatas que esquían… y lo hacen muy mal

La iniciativa Edge of Robot: Ski Robot Challenge  agrupa a universidades, institutos y empresas privadas que diseñaron robots de al menos 50 centímetros de alto, con codos y rodillas que asimilan una posición para esquiar, cuya meta es descender mil metros a salvo.

Muchos no lograron su cometido. Entre otras cosas, la mayoría de los competidores culpó a las bajas temperaturas de PyeongChang (por debajo de los 0 grados todos los días) de haber afectado el desempeño de sus robots.

Y aunque hayan fracasado en la competencia de esquí, ganaron en nuestras risas con sus intentos fallidos.

El ganador fue este robot que utilizó sensores y cámaras para detectar las banderas puestas alrededor de la carrera.


¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios