Se ve espectacular como un Boeing KC-46 abastece a otro en pleno vuelo. Esto con el fin de lograr la certificación que le permitirá entrar en la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Boeing lo logró, tuvo éxito en el reabastecimiento de combustible entre ambos aviones. El vuelo duró tres horas y cuarenta y ocho minutos, y transfirió con éxito 66 mil litros de combustible. Ambos aviones despegaron y aterrizaron en Boeing Field, al sur de Seattle.

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios