Pero en realidad, quién ganó el caso: ¿la cofradía de la Hermandad de la Amargura o Daniel Serrano?

Daniel Serrano fue sentenciado a pagar 480 euros por haber montado una fotografía de su rostro en la imagen del Cristo Despojado. La cofradía de la Hermandad de la Amargura –vaya nombre-, en Jaén, llevó el caso ante los tribunales. ¿La acusación? Herir los sentimientos religiosos.

Tuvo “el dudoso honor” de convertirse en uno de los primeros jiennenses en sentarse en los banquillos de un tribunal por herir los sentimientos religiosos.

Esto ocurrió en abril de 2016, pero recientemente se hizo pública la sentencia. La cofradía de la Hermandad de la Amargura ganó el caso; Serrano, de 24 años, se declaró culpable. Sin embargo, ocurrió un fenómeno cada vez más común en Internet: el efecto Streisland, como señalan en Verne.

“En 2003, Barbra Streisand denunció a una web para que retirase una foto aérea de su casa en California y consiguió justo lo contrario, que la imagen se convirtiera en viral, dando nombre a un efecto clásico en internet”.

Pese a que Serrano pagará por sus “pecados”, las quejas de la cofradía tuvieron un efecto negativo para sí mismos. Provocaron que el joven y el montaje del Cristo Despojado obtuvieran popularidad.

Serrano contó a Verne que la publicación se vio bastante, “me tiré 5 días sin entrar en Instagram y cuando volví a conectarme tenía 200 o 300 me gusta”.

Ahora, la comunidad de redes sociales se ha solidarizado -si es que se puede llamar así- con Daniel, luego de haberse dado a conocer la noticia de que fue sentenciado a pagar 480 euros por este delito celestial:



¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios