Eduardo Yáñez no es el único que sabe soltar bofetadas.

La controversial bofeteada que Eduardo Yáñez le propinó al reportero Paco Fuentes, de El Gordo y la Flaca, abrió de nuevo el debate de qué tan entrometidos deben –o debemos- ser los comunicadores en la vida privada de los famosos. 

De primer momento, la respuesta es: No, no debe ser de interés público la vida de los famosos. 

Eduardo Yáñez diría –y lo dijo-, “tú no eres el vínculo de nada”. Sin embargo, esa no es razón suficiente para agredir a alguien.

Por fortuna, para Eduardo Yáñez, no ha sido el único que se ha envuelto en peleas con la prensa:

Sergio Sendel

Facundo acabó con la paciencia del actor Sergio Sendel, luego de que el conductor, en aquel entonces de Toma Libre, lo interceptara “bruscamente” para pedirle una entrevista: “No me faltes al respeto”, le dijo el actor, después de regalarle una cachetada.


La Tigresa

¿A quién no le molestaría que la compararan con Matusalén? Irma Serrano inició el lío al reclamarle a la reportera las burlas por parte de la prensa. La reportera le contestó que era “una señora de 200 años” y que por eso no la ofendería. ¿Acaso esa no fue ofensa?

La respuesta de ‘La Tigresa’ debió doler más que mil golpes:

Mario Doom

No todos sueltan golpes y ofensas. El cantante Mario Doom, con una excelente calma, optó por tirar a la basura el micrófono del reportero. ¿Fue humillante? Probablemente sí.

Y es que Mario Doom no toleró que el reportero fuera tan insistente con los cuestionamientos sobre su vida personal.

El reportero insistió e insistió…


Luis Miguel

Luis Miguel es probablemente el más elegante de la lista –y no solo por su traje de sastre-. Su enojo fue comprensible.

El reportero inició el diálogo con un tono algo sarcástico: “Veo que te gusta mucho comunicarte y dar enseñanzas de vida (…) Insinúas conocer”. ¿Por qué iniciar de esa manera una conversación?

El reportero solo quería traer a colación el tema sobre su salud. Luis Miguel terminó dándole una cátedra de ética periodística:


Jorge Salinas

Al actor le molestó que el reportero tocara la “pancita” de su esposa Elizabeth Álvarez. ¿Bromeaba?, no. 

El actor dijo tajantemente: “No la toques”


¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios