Y por supuesto, no tuvieron buen fin.

La más reciente edición del Buen Fin posiblemente arrasó con tu cartera o tu paciencia en los centros comerciales. Lo cierto es que dejó también un par de situaciones inusuales.

Pantallas a 11 pesos

En Chihuahua, el supermercado Soriana etiquetó equivocadamente unas pantallas y se vio obligado a cobrar 10.99 pesos por ellas. La Profeco obligó al establecimiento a respetar el precio marcado.


O motos a 300 pesos

Un caso similar, pero que no respetó el precio etiquetado sucedió en Campeche. Una tienda Bodega Aurrerá le puso precio de 339.90 pesos a una motocicleta, aunque cuando la compradora intentó pagar solo esa cantidad, la tienda se negó, según informó La Tribuna de Campeche.

Peleas por el ansiado producto

Tal vez llevabas semanas esperando el Buen Fin para poder comprarte esos zapatos que tanto querías y, como estas señoras, tuviste que pelear por ellos.

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios