El gesto le hizo llorar.

Chava es un estudiante de Derecho en Michoacán. Sus compañeros de carrera notaron algo de él con el pasar de los días: siempre cargaba con sus libros en las manos, nunca en una mochila.

Por lo que sus compañeros decidieron juntar dinero y comprarle una mochila.

El obsequio lo dejaron en su lugar habitual dentro del salón de clases. Esa imagen se volvió viral.

Sin embargo, cuando Chava entró al aula, se siguió de largo al ver que su lugar estaba “ocupado”. Le dio tiempo de leer el mensaje que sus compañeros le escribieron, pero no se detuvo.

Finalmente, cuando sus compañeros leen su carta en voz alta, Chava llora de la emoción.

En este video, una de sus compañeras ceunta toda la historia de su propia voz: 


¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios