Gritan “ehhh &%!o” y no a un portero.

Nuestros finísimos diputados se encontraban arduamente trabajando en la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (lo que cada institución podrá gastar el próximo año) cuando, como suele pasar, uno le dijo a otro sus cosas y salieron sus bancadas a defenderlos.

Todo empezó cuando Ariel Juárez, de Morena, llamó corrupto a César Camacho. Así que los príistas se juntaron para responderle el ya controversial “ehhh &%!o”.



No creas que los demás diputados dejaron que esta situación pasara. El presidente de la Mesa Directiva del recinto tomó las riendas sobre el asunto y pidió dar lectura al Artículo 10 del Código de Ética. Este estipula “Actuar con orden y decoro en todas sus acciones, utilizando un lenguaje acorde con la dignidad parlamentaria, eliminando el uso de expresiones vulgares (...) ”.


Por su parte, el morenista pidió que sus acusaciones (no las de los príistas) fueran eliminadas del diario de los debates.

Tal parece que el presidente Enrique Peña Nieto estaba tan lejos que no se enteró de este altercado previo a la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación. 





¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios