¿Sadik Rahman pecó de imprudente?

Sadik Rahman murió por tomar una fotografía. El hombre, de 40 años, cometió la imprudencia de fotografiar a un elefante en cautiverio en Bengala, al noreste de India.

La tragedia fue captada por unos jóvenes el 23 de noviembre en la zona forestal de Lataguri, en el distrito de Jalpaiguri.

El elefante detuvo la marcha de los automóviles. Y no lo neguemos, ¿a quién no se le antojaría tener la fotografía de un elefante en sus redes sociales?

¿Habrá pasado por la mente Rahman que la foto del elefante le haría ganar miles de ‘me gusta’ en sus cuentas de Instagram y Twitter? Aunque también es probable que ni si quiera contara con redes sociales.

El elefante -por una fotografía- arrojó al suelo y pisó en varias ocasiones a Rahman.

El animal desapareció al poco tiempo.

Mira el video bajo tu propia responsabilidad.

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios