Son, hasta ahora, sus mensajes más racistas.

Ayer, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sorprendió a más de una nación solo con un par de retuits.

Estos contenían videos de supuestos musulmanes atacando a civiles, sin aparente razón, y destruyendo imágenes de otras religiones. El tuit original era de Jayda Fransen, líder de la organización racista Britain First.


No es sorpresa que Donald Trump tiene opiniones negativas sobre los musulmanes y el islam. Recordemos que a principios de su mandato intentó prohibirles a los ciudadanos de países mayormente de esta religión la entrada a Estados Unidos.

Sin embargo, sí es la primera vez que muestra abiertamente su apoyo a un grupo racista.

Además, según confirmó después The New York Times, esos videos no coincidían con las descripciones que se ocupaban. Solo uno de ellos (en el que un hombre destruye una imagen católica) era verídico, aunque carecía de contexto. Uno de los otros dos videos fue tomado en Egipto en medio de un tenso ambiente político, sin que la religión tuviera algo que ver en la discusión; en el último, ni siquiera hay musulmanes presentes.

Jayda Fansen ha enfrentado varios cargos legales por acoso religioso a personas musulmanas. 




Incluso la emabajada de Holanda le pidió rectificar la información:


Estos retuits hicieron tanto ruido en redes sociales que la Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May, tuvo que salir a decir que “estuvo mal” lo que hizo el mandatario estadounidense.

Y, por supuesto, Trump no dejó pasar ese comentario. Así que le mandó -adivinaste- un tuit para contestarle: “Theresa May, no te concentres en mí, concéntrate en el terrorismo radical islámico que está pasando en el Reino Unido. ¡Nosotros estamos bien!”.



Las reacciones ante estos mensajes por parte de los ciudadanos de ambas naciones han sido críticos. 


En el Reino Unido, hay quienes se plantean cancelar la visita de Estado que se tenía prevista hiciera el presidente estadounidense.


Sadiq Khan es el primer alcalde musulmán de Londres. 


¿Acaso es momento de que, como sucedió hace unas semanas, se desactive la cuenta de @realDonaldTrump?

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios