La sustituyeron por un arbolito de Navidad.

El espíritu navideño está inundando nuestros corazones. Para ejemplo de ello, el alcalde de Matías Romero, Oaxaca, Marco Antonio Cabello Mares, colocó un árbol de Navidad en la plaza cívica. Pero antes de eso, hizo  a un lado -y luego abandonó- la figura de bronce de Benito Juárez.

Como muestra de cinismo, el presidente municipal perteneciente al Partido Revolucionario Institucional (PRI), declaró que gastaron cerca de 150 mil pesos en las decoraciones decembrinas.

Sin embargo, hubo quien sí lo celebró, el secretario estatal de Formación y Capacitación del Partido Acción Nacional en Zacatecas, Octavio Gamboa:

El PRI le debe una disculpa a los católicos mexicanos” y “¡Viva Cristo Rey!”.

Te presentamos el antes y el después de la plaza cívica de Matías Romero:


¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios