Nos asusta y nos hace reír.

Conforme avanzamos en la redacción de la siguiente nota, el miedo y las risas nos acompañan. Desde agosto de este año, el ilustrador neoyorkino, Adam Ellis, comenzó a compartir a través de su cuenta de Twitter cómo un niño fantasma lo acechaba por las noches en su departamento.

La primera vez que lo vio fue el 7 de agosto: La primera vez que lo vi, tuve parálisis de sueño (me sucede constantemente) y vi a un niño sentado en la mecedora verde que está al pie de mi cama. Tenía una cabeza gigante y deforme que estaba abollada en un lado. Lo dibujé lo mejor que pude”.

Explica, en sus primeros tuits, que Dear David primero se le apareció en sus sueños, y luego, supuso, se trasladó al mundo real.  

“Él está tratando de matarme”escribió. Aunque aún no lo ha matado. 

Según la descripción de Adam, David tiene una enorme cabeza estropeada que nos asusta.

Tras varios sucesos, Adam decidió invadir su cuenta de Twitter con fotos y videos con los que pudiera comprobar la existencia de su querido David. 

“Durante las últimas cuatro noches, mis gatos se juntan en la puerta de entrada, exactamente a la media noche, a mirar, como si hubiera algo del otro lado”.

El caso se tornó todavía más extraño cuando Adam y David se miraron frente a frente. Adam pudo fotografiarlo.

“Pensé: ‘Si David va a matarme, tal vez pueda obtener evidencia con mi teléfono’. Comencé a tomar fotografías en la oscuridad”.

Creímos que el caso había muerto, hasta que nuestro querido -y algo aterrador- David volvió a aparecer.

Aunque también apareció en forma de memes:


¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios