"Lo primero que hizo fue tocar la marca en la cara de la muñeca y sonreír”, contó su madre.

Princess cheek (princesa mejilla), es la muñeca que Charlie, de dos años, recibió como regalo de Navidad anticipado. Charlie, originaria de California, nació con una marca en la mejilla derecha que hasta hace unos meses parecía no importar. La madre de la niña, Katie Crenshaw, contó a Verne que siempre “he querido tratar el asunto con naturalidad, para que sienta que no hay nada malo en ello”.

Las fotografías de Charlie junto a Princess cheek, como ella misma la bautizó, se popularizaron. La idea de crear una muñeca idéntica a Charlie nació de la preocupación de Katie porque su hija tuviera a alguien con quién identificarse.

"Ninguno de sus hermanos ni nosotros [los padres] tenemos una , así que no tiene referencia en la familia que le pueda ayudar a verlo como algo normal", explicó.

No se ha separado de su obsequio. "Lo primero que hizo fue tocar la marca en la cara de la muñeca y sonreír”, dijo Charlie.

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios