Caen como lluvia, parecen morir y luego reviven.

Los fuertes fríos que azotan a Estados Unidos han tenido una repercusión en Florida que nadie se había imaginado: las lluvias de iguanas.

Es cierto. Según han reportado los lugareños, las iguanas han caído de manera natural de los árboles mientras los humanos se protegían del frío dentro de sus casas. Los encuentros han sido inusuales y muchos no han sabido cómo reaccionar ante tal situación.


Contrario a lo que pudiera parecer, las iguanas no están muertas, solo están “hibernando”. Al parecer, estos reptiles se quedan en esta fase estilo vegetal cuando hace demasiado frío, como recientemente en Florida.

Sin embargo, una vez que recuperan el calor en sus cuerpos, se reincorporan normalmente. Incluso pueden morder a las personas que se hayan acercado a ayudarlas.


 


¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios