Seguramente Elon Musk está feliz con la noticia.

Los Estados Unidos fueron golpeados por fuertes tormentas nevadas de las que ni nuestras cobijas de tigre nos salvan. Se reportó una lluvia de iguanas; caían congeladas de los árboles en Florida. Pero al parecer, y no se trata de un anuncio publicitario, los automóviles de Elon Musk son más confiables de lo que creíamos.

En Raleigh, California del Norte, Ben Spreen con su Tesla Model X remolcó un remolque.  Según Spreen, se trató de una tarea sencilla: “No fue difícil para el coche ni se calentaron las baterías”. Fue como jalar bicicletas.

El video, compartido por Kyle Conner, ya cuenta con más de 75 mil reporducciones:

En Twitter, Elon Musk, retwitteó la noticia.


¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios