"Nos hubiera gustado arreglar los baños".

El  Boeing 737 de Norwegian Air salió de Oslo con dirección a Múnich. Sin embargo, el vuelo que duraría aproximadamente 2 horas, terminó a los 20 minutos.

El avión dio media vuelta debido a un inodoro roto. El hecho habría pasado desapercibido, si no hubiera sido por el batallón de 85 plomeros que viajaban en el avión y no pudieron arreglar el desperfecto.


Foto: Distance.to

Una hora más tarde el avión aterrizó en Oslo donde unos ingenieros noruegos repararon el inodoro. "Nos hubiera gustado arreglar los baños, pero lamentablemente tenía que hacerse desde el exterior y no estábamos seguros de enviar a un fontanero a 10 mil metros de altura”, dijo el director general de la empresa de fontanería, Frank Olsen, al diario Dagbladet

El vuelo llegó a Munich con más de 3 horas de retrasopero según Olsen, "había un buen ambiente en el avión, con ironía sobre los inodoros rotos".                                                                  

 Con información de Gizmodo y TravelandLeisure

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios