Los precandidatos del PRI, José Antonio Meade y Mikel Arriola, se pasearon por la ciudad al puro estilo del Súper Escorpión Dorado.

Los precandidatos del PRI, José Antonio Meade y Mikel Arriola, se dieron una vuelta por la Ciudad de México en plena “hora pico”. Partieron de La Condesa con rumbo a Santa Fe.

Su viaje fue de tan solo una hora (los automovilistas en México pierden, en promedio, 61.5 horas al año en el tráfico). Mikel apostó a que el viaje duraría 45 minutos. Meade se vio más astuto al proponer que el recorrido sería de una hora. Mr. Meade no paró de hablar, nos regaló algunos datos sobre cómo “hace algunos años, la velocidad promedio de circulación de la ciudad era de 48 kilómetros por hora. Este último año, la velocidad promedio fue de 16 kilómetros por hora”.

Hicieron algunos descubrimientos que ningún otro capitalino había sido capaz de ver, como que la ciudad requiere de un mejor transporte público, menos contaminación, y por supuesto, menos tráfico.

Durante casi tres minutos, Meade desglosó algunas propuestas que podrían “mejorar” la movilidad en la Ciudad de México. Mikel solo se preocupó por no perder la apuesta, que por cierto, perdió.

Pero entonces, ¿quién es el precandidato al Gobierno de la Ciudad de México?

Mikel parece no conocer la ciudad que desea gobernar. Recordemos la vez que visitó el bravísimo barrio de Tepito y salió albureado sin darse cuenta:


¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios