Son en 3D y las podrán disfrutar los ciegos.

En los últimos días hemos sido testigos de casos de inclusión nunca antes vistos, comenzando por el primer Bebé Gerber con Síndrome de Down. Ahora se suman a este tipo de iniciativas obras de arte en 3D aptas para personas ciegas.


“El Beso” de Gustav Klimt

El Museo Belvedere de Viena decidió sumarse al proyecto AMBAVis (Acceso a Museos para Personas Ciegas y con Discapacidad Visual a través de la Tecnología 3D), que persigue la inclusión total de estas personas en el arte por medio de impresiones 3D de las pinturas que ofrece cada museo dentro del programa. Para su primera colaboración, el Belvedere decidió reproducir los cuadros más famosos de Klimt, entre ellos El beso.


“El Beso” de Gustav Klimt - 3D 

Además de la impresión láser, los diseñadores de la "pintura" para ciegos decidieron incluir dispositivos sensibles al tacto, de modo que al pasar los dedos sobre ellos comience a reproducirse una breve explicación acerca de la obra y sus detalles.


“El Beso” de Gustav Klimt - 3D 

Sigamos festejando que existan iniciativas como el proyecto AMBAVis que es realmente una buena noticia, no sólo para las personas ciegas, sino para la sociedad en general. Esperemos que cada vez más se sumen iniciativas de este tipo y no sean solo hechos aislados.

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios