En el próximo capítulo de la vigésima temporada, la serie ha querido imaginar a un presidente Donald Trump preocupado por sus decisiones.

Recientemente Los Simpson se han convertido es una especie de Oráculo de Delfos, por aquello de que han hecho predicciones irreales. En el próximo capítulo de la vigésima temporada, la serie ha querido imaginar a un presidente Donald Trump arrepentido de sus decisiones.

Pero lamentablemente, porque a Los Simpson a veces les gusta ser realistas, solo se trata de un sueño.

En el avance, Trump parece despertar de un sueño  con un montón de periódicos a su alrededor con portadas como “Putin se declara a sí mismo el Secretario de Estado de Estados Unidos”. “Ya no puedo vivir así”, expresa al despertarse. Luego corre al espejo –porque antes se había dicho a sí mismo que era hora de mirarse al espejo para “pensar en lo que estoy haciendo”- y besa su reflejo. Se arrepiente, porque afirma que tiene que ser honesto por primera vez en su vida y enlista una serie de cosas en las que ha fallado: “no soy 100% consistente”, hace trampas en el golf, hace trampas en la declaración de sus impuestos, admite engañar a “sus mujeres” y  actuar como un “sociópata narcisista”.  Además, acepta que entre el 64 y 67 por ciento de la población lo odia.

Pero de pronto se da cuenta que todo ha sido un mal sueño, y lo único que ha aprendido es que debe tuitear con el corazón: “Alex Baldwin usa una peluca. ¡TRISTE!”, tuitea.


¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios