La final de la Liga MX tuvo a los aficionados de ambos partidos con el Jesús en la boca. Cuando Avilés Hurtado marcó penal, los Rayados tenía chance de ganar el partido, aunque sabíamos que había una posibilidad de que lo fallara. Por eso, este fan dijo que rompería su televisor si no anotaba el gol. Sabemos cómo terminó el partido, ¿pero cómo acabó esta inocente pantalla?

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios