Citibanamex no aceptó que el hijo Esther Clemente, de 87 años, cobrara la pensión de la mujer incluso tras presentar un comprobante médico en el que se explicaba que ella no podía ir personalmente a hacerlo. Así que ella fue a la sucursal correspondiente del banco en Tonalá, Chiapas, en una ambulancia. Sin embargo, los empleados alegaron que no podían hacer el trámite en la calle. La señora tuvo que realizar trámite correspondiente en las instalaciones del banco, acostada en la camilla.

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios