“¿Cuántos años crees que tienes?”, le pregunta un hijo a su anciano padre. Él contesta que 79, pero el hijo le dice que se equivoca, es mucho mayor. El padre comienza a subir los números para acertar hasta que llega al 98. “Exacto, 98”, le confirma su hijo. Después, el adulto mayor hace las cuentas desde el año en que nació (1919) hasta al día de hoy y comprueba que sí tiene 98 años y está próximo a cumplir 99. “Maldita sea. Dios, seré un hombre viejo”, termina de decir el padre.

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios