Lo que parece ser un tierno juego entre un león marino y un buzo, no lo es. El fotógrafo William Drumm capturó un momento único entre su amigo Peter Falk y un león marino. Se puede observar como la criatura marina se acerca y muerde lo que parece ser la mochila del buzo, parece no gustarle el sabor y se lanza contra el brazo. El buceador permanece tranquilo y distrae al animal, quien después se aleja para juguetear con otro león marino. Por fortuna para Peter solo quedo en el susto.

¿Tu reacción?


También podría interesarte

Comentarios